100 días de soledad

La fundación de Macondo

Desde “Macondo”, estación principal del fabuloso “Tren Maya”, José Arcadio López Obrador (JALO), inspirado en un sueño en su travesía por la selva, declara a esta comunidad pueblo fundacional y dice que irá creciendo poco a poco.

Para entonces, ya ha concebido, junto con Úrsula Beatriz Gutiérrez Müller, la integración de tres estados más: Yucatán, Campeche y Quintana Roo, además de Tabasco, que es donde se encuentra Macondo.

Se rumora que la estabilidad mental de AMLO corre riesgo, toda vez que es perseguido por el fantasma de Carlos Salinas de Gortari, a quien matará en un duelo de honor. La amenaza que pende sobre su cabeza es la de volverse loco y que, en tal caso, lo amarren a un castaño (o una ceiba).

La 4T y JALO

Al declarar la “Cuarta Transformación” JAMLO lucha contra los conservadores al mando de un batallón de soldados de Macondo -¿O era Morena?-.

Nombra jefe de Macondo a Arcadio Jesús Ramírez, quien se vuelve un dictador, tiraniza al pueblo y finalmente muere fusilado por los conservadores.

Durante su actividad como líder de los liberales, JALO libra un total de 32 batallas, de las cuales sale siempre derrotado, pero bien librado. Cansado, finalmente entiende que la lucha mediática no tiene sentido.

Con el tiempo firma un tratado de paz y regresa a Macondo.

La fiebre Ferroviaria

JALO promueve el Tren Maya, lo que activa el comercio y permite la llegada de inventos como Internet y NETFLIX. Esto atrae la atención de la gran cadena de hoteles “Banana” y de otras industrias turísticas extranjeras.

La construcción de un gran número de hoteles genera la ilusión de prosperidad en Macondo, pero una huelga de trabajadores produce un caos tal, que los inversionistas, luego de haber explotado a la gente del pueblo y los recursos naturales, se retiran con su dinero y Macondo vuelve a la pobreza.

A partir de ese momento, Macondo sufre un diluvio durante cinco años. Úrsula Beatriz Gutiérrez Müller, la matriarca, espera el fin de las lluvias para retirarse de la vida pública.

Durante los últimos años de Úrsula Beatriz, nace Esteban Moctezuma (Babilonia), su último descendiente, quien siempre perseguido por una bandada de mariposas amarillas.

El Fin de Macondo

Pasan los años y poco a poco el pueblo se va vaciando. JALO, que se caracterizaba por ser sabio, pasa la vida descifrando los pergaminos que había escrito Marcelo (Melquiades) Ebrard.

Finalmente, AMLO consigue su gran anhelo: construir el Tren Maya. Sin embargo, la máquina viene con el acoplador torcido, como cola de cochino. A ello se suma que el maquinista se duerme y provoca la destrucción total del tren, tal como decían los pergaminos de Marcelo Melquiades:  “Porque las estirpes condenadas a cien años de soledad, no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra”.

 

Y todavía no hay Plan Nacional de Desarrollo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *