“Es un insulto para China”: la modelo asiática con pecas de Zara desata la polémica

 

Jing Wen posa en la campaña de belleza de la marca y muchos ciudadanos asiáticos consideran racista que hayan elegido un rostro que «no representa sus cánones de belleza».

 

La modelo Jing Wen posando para Zara.

“Un insulto para China”. Así reza el hashtag con la que muchos ciudadanos asiáticos están denunciando la presencia de una modelo china con pecas en lo última campaña de maquillaje de Zara.

Jing Wen, que ha desfilado para firmas como Chanel o Dior y ha posado para enseñas a la altura de Prada o Chloé, es la protagonista de las imágenes que han desatado la polémica. La modelo de 25 años posa para la hermana mayor de Inditex con la cara prácticamente lavada –a excepción de los labios, en los que luce uno de los nuevos labiales de la marca– dejando a la vista las numerosas pecas que pueblan su rostro.

Después de que Zara colgara las fotos en la res social Sina Weibo, las críticas no se hicieron esperar. Mientras que algunos comentarios defienden la diversidad y apoyan la decisión de la marca de no cubrir sus pecas, otros muchos tachan a la marca de “imponer estándares de belleza blanca a las mujeres chinas”, tal y como publica The New York Times. “La imagen representa los estándares de belleza asiáticos para Occidente, muy diferentes a los nuestros. Que esas mujeres sean consideradas las más guapas de Asia es una discriminación para el resto”, afirma uno de los comentarios. “Lo siento, pero las mujeres de Asia no tenemos pecas, y si es así, es un porcentaje muy pequeño… Os tenéis que haber esforzado mucho para encontrar una modelo que las tenga”, puede leerse en otro. El resto recogen críticas similares y hasta reflexiones de clientes asiáticos que aseguran haber perdido las ganas de comprar en Zara tras la polémica.

https://smoda.elpais.com/wp-content/uploads/2019/02/zara2.jpg

Las redes cargan contra la firma por fichar a una modelo que, para muchos, es un “insulto”. FOTO: ZARA

Las pecas son conocidas en China como “marcas de gorrión” y muchas mujeres asiáticas optan por eliminarlas de su rostro recurriendo a cremas o técnicas como el láser. “A pesar de haber estudiado en el extranjero, aún me resultan bastante desagradables. Muchos se han referido a ellas como pockmarks (algo así como picaduras o manchas)”, asegura una de las mujeres chinas con las que ha hablado The New York Times.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *