Manifiesto del Movimiento Nacional por la Diversidad Cultural de México

Movimiento Nacional por la Diversidad Cultural de México
Es tiempo de reconocernos distintos y valorarnos
Este Movimiento busca propiciar una democracia fundamentada en la libertad y en la dignidad humana, que reconozca y respete el pluralismo. Pretendemos que las instituciones de carácter social de los distintos sectores y niveles del Gobierno desarrollen programas específicos que, dentro de su filosofía, fomenten en nuestra sociedad el diálogo y, con base en él, relaciones interculturales, es decir, respetuosas, abiertas, horizontales, e incluyentes que permitan el enriquecimiento mutuo. Para lograr lo anterior, resulta necesario reconocer las asimetrías y, a partir de ello, diseñar estrategias de política social que permitan a todos los mexicanos igualdad de oportunidades para participar, decidir y actuar.
Este Movimiento considera a la diversidad como fuente de originalidad y pluralidad, materia de innovación, creatividad, intercambio y enriquecimiento. Hace suya la conceptualización de la UNESCO que establece que para el género humano, la diversidad cultural es tan necesaria como la diversidad biológica lo es para los organismos vivos, razón por la que constituye un patrimonio común que pertenece a la humanidad y que debe ser reconocido y salvaguardado en beneficio de las generaciones presentes y futuras, ya que también es fuente de desarrollo económico, intelectual, moral y social. Asimismo considera que todas las culturas tienen el derecho a desarrollarse en condiciones de igualdad, por lo que identifica la permanencia de la diversidad cultural como un derecho humano.

Este Movimiento considera que la educación es una poderosa herramienta para la promoción de la diversidad cultural. A partir de ella, puede construirse una nueva lógica institucional donde la escuela haga posible que la sociedad mexicana se desenvuelva valorando las diferencias y disminuyendo las asimetrías existentes. Las escuelas deben ser ejemplo de tolerancia, inclusión, justicia y democracia, por lo que el respeto a las lenguas indígenas debe ser un eje central de sus políticas y programas.
En este contexto, y en apego a sus respectivas atribuciones, un conjunto de instituciones de distintos sectores gubernamentales y organismos internacionales que prestan servicios públicos de atención a la salud, educación, justicia, investigación, promoción y desarrollo cultural, acordaron unir esfuerzos y contribuir a un mejor desarrollo social del país mediante el diseño de estrategias comunes generadas en un Movimiento Nacional por la Diversidad Cultural de México, el cual tiene como antecedente histórico y sustento la Campaña Nacional por la Diversidad Cultural de México, creada en 2001.

Objetivos generales:
Propiciar que la sociedad mexicana reconozca y valore la diversidad cultural que caracteriza a cada uno de los individuos, comunidades y pueblos que integran nuestro país, favoreciendo el diálogo intercultural para disminuir la discriminación, la marginación, la exclusión y las desigualdades sociales.
Propiciar que la sociedad nacional en su conjunto identifique, reconozca y valore las aportaciones que las culturas de los distintos grupos y pueblos que integran nuestra sociedad han hecho al patrimonio inmaterial y material de nuestro país y de la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *