Canadá destapa el “genocidio” con el que convive

Un informe saca a la luz la terrible situación de las mujeres indígenas y acusa al Estado de ser “cómplice” de esta impunidad

https://ep02.epimg.net/internacional/imagenes/2019/06/09/actualidad/1560074545_588818_1560088160_noticia_fotograma.jpg

Una anciana indígena canadiense sostiene una copia del informe final sobre el genocidio que ha sufrido su pueblo, el tres de junio en Quebec. En vídeo, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, reconoce el genocidio, el pasado tres de junio. ANDREW MEADE (AFP) / EPV

JAIME PORRAS FERREYRA

Nadie ayudó a Tina Fontaine antes de ser asesinada. Tras la muerte violenta de su padre, cuando ella tenía 12 años, empezó a faltar al colegio, a tomar drogas, a escaparse de casa y salir con adultos que abusaron sexualmente de ella. Pese a las señales de una fuerte depresión, los servicios sociales no atendieron a la menor. En agosto de 2014, cuando tenía 15 años, el cadáver de la adolescente, perteneciente al pueblo anishinaabe, fue encontrado en el río Rojo de Winnipeg (Canadá), enrollado en una manta. Fontaine llevaba desaparecida una semana. Un jurado absolvió al único sospechoso del crimen, Raymond Joseph Cormier. El caso generó gran indignación y fue uno de los detonantes de una investigación independiente a nivel nacional sobre la violencia a las mujeres indígenas en Canadá que, 33 meses después, ha concluido que el país ha sido “cómplice” de un “genocidio” contra esta población.

Tras escuchar los testimonios de cerca de 1.500 personas (familiares, víctimas, expertos en distintas áreas), la comisión encargada de investigar estos hechos entregó esta semana un informe de 1,192 páginas. “Este genocidio se ha apoyado en las estructuras colonialistas” que aún perviven en el Estado canadiense, según concluye el documento. Se refiere, entre otras, a la Indian Act, la ley federal que regula la mayoría de las actividades de los grupos autóctonos (…).

El 10% de todas las mujeres dadas por desaparecidas son indígenas. En su conjunto, los grupos autóctonos canadienses —como los innu, cree, abenaki, mohawk y atikamekw— cuentan con 1.6 millones de miembros, un 4,6% de la población total del país.

https://elpais.com/internacional/2019/06/09/actualidad/1560074545_588818.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *